bd642ff91d854ebfb8a10577a9832518jpg  

172bb1c0116c4db0bcc3f2f7b8c6ab93png   Balkrishna Doshi, Premio de Arquitectura Pritzker 2018 

Acta del jurado,

El arquitecto indio Balkrishna Doshi ha exhibido continuamente los objetivos del Premio de Arquitectura Pritzker al más alto nivel. Él ha estado practicando el arte de la arquitectura, demostrando contribuciones sustanciales a la humanidad, durante más de 60 años. Al otorgarle el galardón este año, el jurado del Premio Pritzker reconoce su excepcional arquitectura reflejada en más de cien edificios que ha realizado, su compromiso y su dedicación a su país y las comunidades a las que ha servido, su influencia como docente y el ejemplo sobresaliente que ha establecido para profesionales y estudiantes de todo el mundo a lo largo de su larga carrera.
Doshi, como lo llaman cariñosamente todos los que lo conocen, trabajó con dos maestros del siglo XX: Le Corbusier y Louis Kahn. Sin duda, los primeros trabajos de Doshi fueron influenciados por estos arquitectos, como se puede ver en las formas robustas de hormigón que empleó. Sin embargo, Doshi tomó el lenguaje de sus edificios más allá de estos primeros modelos. Con una comprensión y apreciación de las profundas tradiciones de la arquitectura de la India, unió la prefabricación y la artesanía local y desarrolló un vocabulario en armonía con la historia, la cultura, las tradiciones locales y los tiempos cambiantes de su país de origen, la India.
Con los años, Balkrishna Doshi siempre ha creado una arquitectura que es seria, nunca llamativa o una seguidora de tendencias. Con un profundo sentido de responsabilidad y un deseo de contribuir a su país y su gente a través de una arquitectura auténtica y de alta calidad, ha creado proyectos para administraciones públicas y servicios públicos, instituciones educativas y culturales, y residencias para clientes privados, entre otros.
Realizó su primer proyecto de vivienda para personas de bajos ingresos en la década de 1950. Doshi declaró en 1954, "Parece que debería prestar juramento y recordarlo durante toda mi vida: proporcionar la clase más baja con la vivienda adecuada". Cumplió con este juramento personal en proyectos como Aranya Low-cost Housing at Indore, 1989, en el centro-oeste de la India y en la vivienda cooperativa de ingresos medios, Ahmedabad, India, en 1982, y muchos otros. La vivienda como refugio no es más que un aspecto de estos proyectos. Toda la planificación de la comunidad, la escala, la creación de espacios públicos, semipúblicos y privados son un testimonio de su comprensión de cómo funcionan las ciudades y la importancia del diseño urbano.



Alojamiento para personas con bajos ingresos en Aranya

Doshi es muy consciente del contexto en el que se encuentran sus edificios. Sus soluciones tienen en cuenta las dimensiones social, ambiental y económica, y por lo tanto su arquitectura está totalmente comprometida con la sostenibilidad. Usando patios, patios y pasillos cubiertos, como en el caso de la Escuela de Arquitectura (1966, ahora parte de CEPT) o la Junta de Electricidad de Madhya Pradesh en Jabalpur (1979) o el Instituto Indio de Administración en Bangalore (1992), Doshi ha creado espacios para protegerse del sol, atrapar la brisa y proporcionar comodidad y disfrute dentro y alrededor de los edificios.

Modelo Sangath
En el estudio del propio arquitecto, llamado Sangath (Ahmedabad, India, 1980), podemos ver las cualidades sobresalientes del enfoque y la comprensión de la arquitectura de Balkrishna Doshi. La palabra sánscrita Sangath significa acompañar o moverse juntos. Como un adjetivo, incorpora lo que es apropiado o relevante. Las estructuras son semi-subterráneas y totalmente integradas con las características naturales del sitio. Hay un flujo fácil de terrazas, reflejando estanques, montículos y bóvedas curvas que son elementos formales distintivos. Hay variedad y riqueza en los espacios interiores que tienen diferentes cualidades de luz, diferentes formas y diferentes usos, a la vez que se unifican mediante el uso de hormigón. Doshi ha creado un equilibrio y la paz entre todos los componentes, materiales e inmateriales, que resultan en un todo que es mucho más que la suma de las partes.
Balkrishna Doshi demuestra constantemente que toda buena arquitectura y planificación urbana no solo debe unir propósito y estructura, sino que debe tener en cuenta el clima, el sitio, la técnica y el oficio, junto con una comprensión y apreciación profunda del contexto en el sentido más amplio. Los proyectos deben ir más allá de lo funcional para conectarse con el espíritu humano a través de fundamentos poéticos y filosóficos. Por sus numerosas contribuciones como arquitecto, urbanista, docente, por su firme ejemplo de integridad y sus incansables contribuciones a la India y más allá, el jurado del Pritzker Architecture Prize selecciona a Balkrishna Doshi como el Pritzker Laureate 2018.

MIEMBROS DEL JURADO
Glenn Murcutt, presidente
Stephen Breyer
André Aranha Corrêa do Lago
El señor Palumbo
Richard Rogers
Sejima Kazuyo
Benedetta Tagliabue
Ratan N. Tata
Wang Shu
Martha Thorne, Directora Ejecutiva



Todas las imágenes son propiedad de los respectivos fotógrafos y artistas citados y cortesía del Pritzker Architecture Prize.

Biografía

Trabajos seleccionadas